http://alaorilladelmaar.blogspot.com/2014/10/por-que-la-orilla-del-mar.html

miércoles, 28 de febrero de 2018

Como brasas encendidas.


Arde como llama intensa el fuego que llevamos dentro.
 Arde el latir incorregible del corazón que se agita cuando nos sabemos cerca.  
Arde la vida cuando corremos en busca de aquello en lo que creemos nos va la vida.
Ardes… ardo… ardemos juntos como brasas encendidas.

…brasas que lo queman todo salvo el deseo que llevamos dentro…

Arde la piel cuando entre roces de labios ajenos a los tuyos se emancipa el deseo explorando micrométricamente cada trocito de piel. De esa piel que se eriza…

Cuando te beso
Cuando te toco
Cuando me imaginas cerca
Cuando te tocas asumiendo mi cuerpo junto al tuyo

Arde el cuerpo. Arde el alma. Arden las arterias que se desesperan por verte llegar en cualquier momento.
Arde la piel acariciada por las olas del mar mientras me abstraigo imaginándote llegar desnuda caminando sobre la arena.

Sobre esta arena intangible que solo tú y yo conocemos.



miércoles, 24 de enero de 2018

Miradas contando su propia historia.

         Precisamente porque son la esperanza del mundo quienes nacen para ser felices. Niños de todas partes que se contentan con poco porque de sobra conocen que lo esencial continuará de por vida siendo invisible a los ojos.


         Retoños que crecen para formarse entre el rigor del trabajo garantizado por principios éticos que escasean por estos días. Por estos días escasea de todo un poco en sociedades donde es contemplado el consumo como necesidad de primer orden.
























         ...necesidad...

         ¿A caso necesitan los niños de videojuegos... de un ipad... de un teléfono celular o una computadora para ser felices? De ser así temo no haber sido -lo cual sería descabelladamente absurdo- nunca  niño... o en su reverso, el chama más afortunado del planeta sabiéndome distante de tanta porquería.

         Niños. Benditos críos.

        Ellos no conocen del hambre ni del filo de la maldad. Se contentan con la familia que se deja la piel por verles crecer sanos y fuertes. No porque lo necesiten para salir a conquistar ciudades un poco más tarde... sino porque la suerte está echada entre el deber como vía de escape para desde tempranas edades ayudar a sus padres. Ya nos lo decía Martí: "El trabajo ennoblese".  

         Con ellos me encuentro en cada guerrilla con la que intento desintoxicarme de esta sociedad despilfarradora y consumista. Poco importa a donde vaya. Sé que siempre estarán ahí aunque con rostros diferentes... inundando con sus sonrisas cada rincón a donde voltear.





















           Resulta enigmática la sinceridad que nos inunda cuando nos adentramos en sus miradas. Es como si cada uno sin balbusear una palabra fuese capaz de contarnos su propia historia. Historias con sus respectivas particularidades.  

             Entonces recuerdo la desdicha de Nemesia en los versos de Naborí. En la prosa incapaz de hacerme temblar de emoción como en aquella tarde donde un nudo en la garganta me impedía hablar, cuando frente a mis ojos tuve sus zapaticos blancos.

lunes, 4 de diciembre de 2017

Reflejos del alma

       “Cuando fotografiamos personas en color, fotografiamos sus ropas.” Por ello me inclino un poco al blanco y negro. En mero intento de… -como bien diría Ted Grant- fotografiar el alma de cada uno de mis retratados.  

             Así… bajo este mismo procesamiento digital, encontré buscando entre archivos una serie a presentar en próxima exposición… que terminó ratificándome muchos de nuestros retratos son precisamente el Reflejo Incondicional de nuestros mejores amigos. 

           Aunque de igual modo… se nos queden otras muy buenas almas por congelar en el breve espacio como simple gota de agua en medio de nuestra amistad oceánica.  

         Deseo puedan percibir la esencia de cada persona retratada en el reflejo emocional de sus vidas captadas por el lente.


  
 

viernes, 17 de noviembre de 2017

En Resistencia y Lucha.

       En el mundo de nosotros los vivos pudieran no existir los finales felices. Ya sea porque no formamos parte de la gran recopilación de Disney, o en su contraparte… vivimos una historia donde el imperialismo, creyéndose el ombligo del mundo, se empeña en pisotear a todo al que creen encontrar obstruyendo el paso de la codicia norteamericana.

               Pero como siempre el que persevera triunfa. Hay quienes dicen que lo último que se pierden son las esperanzas. Pero lo que sí está claro es que no solo en las películas el bien termina triunfando frente al mal “todo poderoso”. Porque siempre, bajo cualquier pretexto… nos las hemos ingeniado para hacer temblar a la injusticia… para tocarle las nalgas al destino… para demostrar que de culpable América Latina no tiene un pelo.

                Esta vez sentenciado por el 43er. Espacio Audiovisual Tricontinental desde la sala de principal de la Casa del Alba. Un encuentro propiciado por  La Organización de Solidaridad de los Pueblos de Asia, África y América Latina (OSPAAAL) y su revista Tricontinental para recordar entre un creativo ambiente audiovisual, momentos inolvidables de la vida de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz

              Con la presencia de más de 150 personas procedentes de países como Alemania, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Congo, Cuba y Estados Unidos, tuvimos la maravillosa oportunidad de nutrirnos a retazos documentados sobre el 1er año de Inmortalidad de Fidel… entre cálidos abrazos de nuestro hermano boricua Oscar López Rivera.

           …por fin fuera de los barrotes que le mantenían encerrado porque quienes le conocemos, sabemos perfectamente que Oscar nunca ha dejado de ser libre… 


   Un hombre de mediana estatura pero con un corazón saturado de nobleza que no le cabe en el pecho de revolucionario que le alberga. Un hombre que ha luchado y resistido contras las injusticias cometidas sobre la tierra que le vio nacer. Un hombre que a pesar de sus inmensas ganas de regresar nuevamente con su familia después de tantos años de injusto presidio… ha decidido viajar a nuestra isla deseoso de comunicar sus experiencias mientras agradece la posibilidad de “Compartir con gente buena, de buena fe, de buen corazón, de espíritu enorme”, sentenció López Rivera con enérgicas palabras ante todos los presentes.




             Un héroe que le deja claro a la humanidad que si pretendemos vivir tendremos que luchar como de igual modo debemos luchar si pretendemos vivir… para como siempre, se termina despidiendo en Resistencia y Lucha. 









sábado, 5 de agosto de 2017

Academia de Danzas Árabe Al-Hilal


Muchos son los que etiquetan la Danza del Vientre como baile a través del cual la mujer árabe se exhibe ante su hombre, o bien como alternativa utilizada por mujeres traidoras que roban los maridos de otras mujeres con sus sensuales movimientos de cadera.

Lo cierto es que descendiendo de las danzas del Antiguo Egipto… es un baile actualmente practicado por miles de mujeres de otros continentes con el mero fin de canalizar energías y potenciar la independencia, el vigor, la autoestima, la seguridad y la confianza depositada en sí mismas.











lunes, 19 de junio de 2017

Tributo al Fuego




 Gracias a la excelente periodista y amiga Madelín Ramírez Pérez tuve la oportunidad de cubrir durante la mañana del sábado 17 del mes en curso, en los jardines de la Fundación del Nuevo Cine Latinoamericano en la capital habanera, la Ceremonia Maya Tributo al Fuego. 

 Un encuentro entre OM Meditación junto a la embajada de Guatemala haciendo converger personas de diferentes culturas religiosas en mero intento de encontrar la paz interior del ser humano con su propio entorno. Durante la ceremonia cada individuo aprovechaba la serenidad en la que transcurría el ritual para comunicarse con sus seres queridos, agradecer por las bendiciones que les ofrece la vida, pedir por la salud de sus familiares y amigos. 

 Bajo la dirección del embajador guatemalteco Mr Juan León Alvarado transcurría Tributo al Fuego mientras entre el ardor de la madera, acompañado por velas e inciensos se ofrendaban frutos, flores, bebidas y atuendos a sus antepasados. Todo bajo el armónico fluir de la transparencia humana que se abrazaba como si se conociesen de toda la vida para dar por concluida la ceremonia maya.